lunes, 16 de diciembre de 2013


DIOS HARÁ PROEZAS EN TI

Dios hará proezas aunque no entiendas las formas, métodos y recursos que El ocupará. Solo se que será un milagro repentino, inusual y hasta quizás inesperado, pero oportuno, porque Dios sabe cuando es que más lo necesitamos.

Continúa clamando aunque no veas nada...
Persiste clamando aunque las puertas de la prisión sean aun mucho más pesadas y la celda más oscura; es ahora cuando tu fe y paciencia están siendo desafiadas al máximo.

Ahora, así dice el Señor, "creador tuyo...   y formador tuyo... 
No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú. Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti."
Isaías 43:1-2

Fíjate bien como Dios te ha confirmado sus palabras de manera clara y específica. 

Este texto de la biblia, me sostuvo en momentos de una prueba difícil que viví con la enfermedad de un hijo, pero siempre tuve la certeza que Dios me estaba haciendo pasar por el fuego y por el agua, pero tenía la confianza que el Señor estaba conmigo, aún en medio de esa gran tristeza, se que El me sostuvo son sus brazos y sanó a mi hijo y hoy puedo cantar himnos de gloria en su honor.

Dios nos da a diario,  pruebas grandes de su inmenso AMOR, no queda más espacio para dudar.

Bendiciones,

SINAÍ.















miércoles, 27 de noviembre de 2013


¿QUIEN ES JESÚS PARA TI?

Un día, Jesús reunió a sus discípulos y a las discípulas y les preguntó: ¿ Quién dice la gente que soy yo? (Mc 8,27). Ellos, después de pensar, le respondieron, uno tras otro, dando las opiniones que habían oído entre el pueblo: "Algunos piensan que eres Juan el Bautista, otros dicen que eres Elías o algunos de los profetas".

Pero si esta pregunta nos la hicieran hoy, ¿qué responderíamos?. 
¿Será que diríamos?, eres el mejor milagro de la humanidad.
¡ O quizás diríamos, eres un gran filósofo o un sabio, o un Doctor de la Ley?. ¿Qué responderíamos?. Sería interesante nos hagamos esa pregunta hoy y entrar en lo profundo de nuestras conciencias, para interrogar nuestro propio YO. 

¿Creemos en Cristo como Hijo de Dios?, ¿Creemos que Cristo resucitó de entre los muertos? y que está VIVO y que además de eso, somos COHEREDEROS del Reino de Dios con El. ¿Que les parece tal afirmación?. 

Hacía más de un año que los/as discípulas seguían a Jesús. Cada quien tenía formada su propia idea sobre Jesús. Pedro creía que había respondido correctamente. Dijo la palabra exacta, pero no le dio el sentido verdadero. La respuesta de Jesús fue muy dura para él: "Retírate, Satanás". ¿Y hoy seré yo como Pedro que quería un Jesús de acuerdo con su propio gusto?.

¿Quién es Jesús para mi? preguntémonos, pero también hay que preguntarnos ¿Quien soy yo para Jesús?. A veces pensamos en qué privilegio tan grande tuvieron esas personas que conocieron a Jesús y que pudieron escuchar de su propia boca, quién era El. Pero también, me asalta la idea de pensar qué me respondería María la Madre de Jesús, la Escogida por Dios, la LLena de Gracia. Pues me encantaría preguntarle, ¿Cómo era Jesús de niño?, ¿Acaso jugaba como todos los niños?, ¿Que le enseñaba su Madre a El?

Ninguna de estas interrogantes que yo me hago, tienen respuestas, porque las personas no existen ya. Pero ¿Que cambiaría en nuestras vidas las respuestas?. La pregunta importante sigue sin respuesta: ¿Quien es Jesús para mí?, ¿Quien soy yo para Jesús?. Esta respuesta no depende de los demás, ¡Depende de cada uno de nosotros!.

Así que,  hagámonos estas preguntas, a fin de inducir las respuestas y de esa manera, reflexionar respecto  a qué tan cerca de nuestra vida está Jesús y si estamos anuentes a dejar que Jesús entre en nuestro corazón, a renovarnos, a cambiarnos, a llenarnos de su unción y así,  iluminar nuestro caminar con su luz.

Podemos decirle: Señor, ayúdame a buscarte tal como eres, tal como tu Padre quiso hacerte, para reconocer tu misión, para aprender a cumplir tus designios, acompáñame en el desierto de mi vida cotidiana y ayúdame a tener un corazón compasivo con las demás personas, para ser luz, como tu lo quisiste.

Bendiciones,

SINAÍ.



 

viernes, 18 de octubre de 2013




Se han llevado a mi Señor y no sé dónde lo han puesto
Juan 20, 1-2. 11-18


"El primer día de la semana, de madrugada, cuando todavía estaba oscuro, María Magdalena fue al sepulcro y vio que la PIEDRA había sido sacada. Corrió al encuentro de Simón Pedro y del otro discípulo al que Jesús amaba, y le dijo: "SE HAN LLEVADO DEL SEPULCRO AL SEÑOR Y NO SABEMOS DÓNDE LO HAN PUESTO".

Que interesante expresión la de María Magdalena, ¿Donde han puesto al Señor?, ¿Acaso se lo han llevado?. Reflexionemos al respecto, en relación con nuestra propia experiencia, todos tenemos problemas y aflicciones que a veces, nos desvían la mirada hacia Jesucristo nuestro Señor. Es decir, esas situaciones se nos llevan a Jesús de nuestra vida,  pero el punto es no dejarnos distraer por nada, aún en la tribulación debemos estar enfocados en aquel que dio su vida para SALVARNOS Y REDIMIRNOS.

Es importante que nos preguntemos ¿en qué lugar de nuestras vidas, hemos puesto a Jesucristo?. O acaso, las situaciones de la vida cotidiana se lo han llevado?, o es que nunca lo hemos tenido con nosotros?.

Es allí donde, pese a todo, Jesús viene a nuestro encuentro a rescatarnos y nos llama por nuestro nombre, para darnos la paz que todos necesitamos. 

Pongamos a Jesús en el lugar más preciado, nuestro CORAZÓN, porque si EL está allí, todo nuestro ser se inundará de su luz y sobre todo de su AMOR.

Bendiciones,

SINAÍ. 




jueves, 10 de octubre de 2013

DIOS HARÁ TU MILAGRO

Según el diccionario de la lengua española, milagro es: “Un hecho no explicable por las leyes naturales y que se atribuye a intervención sobrenatural de origen divino”.

Un milagro es un hecho que está sobre toda explicación lógica.

La Biblia está llena de actos que constituyeron Milagros, de los que a mi criterio, dos son los más impactantes: La creación del universo y toda su plenitud y  la resurrección de Cristo. Si analizamos estos hechos desde el punto de vista humano, es imposible que estos dos acontecimientos sucedieran. Pero si contamos, conque hubo una intervención de origen divino, hubiese sido posible eso y más.

Además de las evidencias bíblicas, hemos sido testigo de hechos milagrosos en personas que tú conoces o en situaciones en las que Dios obró oportunamente con poder sobrenatural.

No hay excusa para dudar del gran Poder de  Dios.  “Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos...” Efesios 3:20.

Con respecto a esa situación imposible, en la que ya agotamos todas las alternativas y recursos; situación en la que nada podemos hacer, necesitamos de  un milagro de parte de Dios.

Solamente nos queda esperar, con confianza, que suceda el Milagro de Dios.

¿Qué haremos mientras el milagro llega?..
¿Cuál ha de ser nuestra actitud con respecto a nuestra situación actual?...

Ante todo mucha oración y reflexión. Necesitamos  mantener  conexión con Dios, para que recibamos sabiduría, gozo, paz, autoridad y mucha fortaleza espiritual. “0rad sin cesar” 1 Tesalonicenses 5:17. Necesitamos “ver” más allá del “cielo oscuro” que nos rodea.

También necesitamos ser diligente en nuestras  responsabilidades diarias, poniendo todo de nuestra parte, en el nombre de Jesús;  con la plena certeza que Dios hará mucho más allá de nuestras capacidades. “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas”. Josué 1:9.

Y Cuando nuestro Milagro Acontezca:


Tendremos que testificar ante los demás de lo que Dios es capaz de hacer. Sólo Él puede sanar lo que ningún médico puede hacer. El es el médico de médicos. Sólo EL puede abrir las puertas que necesitamos, solo EL puede ablandar el corazón de quien amamos.

Es necesario tener la firme convicción que nuestro  bienestar NO depende de las circunstancias, ni de las personas, sino de Dios.

Entonces tendremos paz, porque en medio de las situaciones difíciles, descansaremos en el poder y en el amor  de Dios.

Bendiciones,

SINAÍ.


jueves, 3 de octubre de 2013


JESUCRISTO ES NUESTRA ROCA

Si construimos nuestra casa sobre Jesucristo, que es la Roca de la Fe, esa casa nunca se caerá. Hoy es un buen día, levantemos fundamentos fuertes basados en la palabra de Dios. Hay tres ciudades importantes que debemos construir:
1- La de la Fe
2- La del Amor al Prójimo
3- La de Comunión intima con Dios.
Debemos pedirle al Señor que nos llene de paciencia y sabiduría para construir nuestra vida y ayudar a construir la vida de nuestros seres queridos, sobre la Roca que es Cristo, si lo logramos, seres poseedores de una fortaleza grande que no podrá ser doblegada por ninguna tribulación.
Es importante imitar al hombre que al edificar una casa cavó profundo y puso el fundamento sobre la Roca; y cuando vino la tempestad, el río dio con fuerza contra aquella casa, pero no la pudo mover porque estaba fundada sobre la Roca, más el que oyó y no hizo lo semejante a ese hombre y edificó su casa sobre la tierra, sin fundamento; contra la cual el río dio con fuerza y luego cayó, y fue grande la ruina de aquella casa. Lucas 6:48-49.

¿Sobre qué material has construido la casa de tu vida?, ¿Acaso sobre la Roca? o ¿Sobre la tierra?, ¿Está Cristo conduciendo el timón de tu vida?.  Estemos seguros que construir sobre la Roca, que es Cristo Jesús, nos hace fuertes, invencibles, más que vencedores. "A él Oidle".

Bendiciones,

SINAÍ.





viernes, 30 de agosto de 2013

REFLEXIÓN SOBRE LA ORACIÓN

Colosenses 4:2-3 “Perseverad en la ORACIÓN, velando en ella con acción de gracias;  orando también al mismo tiempo por nosotros, para que el Señor nos abra puerta para la palabra, a fin de dar a conocer el Misterio de Cristo, por el que cual también estoy preso”.
Es importante determinar que la ORACIÓN ES EL PULMÓN que nos permite andar en el camino correcto, pero sinceramente hay momentos en los cuales por el cansancio del día, o por otras razones, no queremos dedicar ni un mínimo de tiempo a la ORACIÓN, aún a sabiendas que la ORACIÓN es nuestra comunicación directa y plena con nuestro Padre Dios. Es por ello, que el Apóstol Pablo, en este versículo nos insta a PERSEVERAD en la ORACIÓN, es decir, que continuemos, que persistamos, que duremos en oración.
Cuando hablamos de dedicar tiempo a la ORACIÓN, no hablamos solo de PEDIR Y PEDIR, pues muchos creemos que orar es nada más para PEDIR, cuando realmente la oración es UNA COMUNICACIÓN QUE DEBERÍAMOS TENER CON DIOS, NO SOLO PARA PEDIR, SINO PARA HABLAR CON ÉL, CONTARLE NUESTROS MÁS ÍNTIMOS SECRETOS Y SUEÑOS, AÚN CUANDO SABEMOS QUE ÉL LOS SABE, PERO EL QUIERE ESCUCHARLOS DE NOSOTROS MISMOS.
Leer Salmo 145:18
“Cercano está Jehová a todos lo que le invocan, a todos los le invocan de veras”.
La palabra “Invocar” significa: Demandar ayuda mediante una súplica vehemente.
Es posible que percibamos la acción de “demandar” con un sentido de exigencia o reclamo, pero no necesariamente es así, se puede hacer una demanda por medio de una súplica. No es cualquier súplica la que está incluida en la invocación a la que se refiere este Salmo, sino una súplica vehemente, es decir, insistente, con ardor, con pasión, con fuerza.

Juan 16:23-24

“En aquel día no me preguntaréis nada. De cierto, de cierto os digo, que todo cuanto pidieres al Padre en mi nombre, os lo dará. Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre; pedid, y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido”.
En ese tiempo el pueblo de Israel sólo se acercaba a Dios  mediante un sacerdote. ¿Cómo iba a cambiar su acceso al Padre? ¿En qué nombre orarían? ¿Qué prometió Jesús a quienes oraran en su nombre, y a nosotros, en el versículo 24?. El prometió que TODO cuanto pidiéramos EN SU NOMBRE EL PADRE NOS LO DARÍA.

¿PORQUÉ A VECES PEDIMOS DUDANDO?

¿Qué nos dice Hebreos 10:19-20? “Así que, hermanos teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la Sangre de Jesucristo”, por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne”.
Esto indica que Jesucristo con la demostración de amor que dio su vida por nosotros, pagó por nuestros pecados, de una vez y para siempre, y que si VENIMOS A DIOS SOBRE ESA BASE O CON ESA CONVICCIÓN, NUESTRO PADRE OIRÁ NUESTRAS ORACIONES.
Lo anterior se ratifica en el siguiente versículo:
Efesios 2:18
“Porque por medio de El los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre”.


Tesalonicenses 5:6
“Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios”.
La frase “durmamos” implica, o indica una vida en la cual no se está preparado para la segunda venida de Cristo. Esto nos exhorta a VELAR EN ORACIÓN.
1 Pedro 4:7:
“Mas el fin de todas las cosas se acerca, sed, pues sobrios, y velad en oración”.
 Santiago 5:15
“Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará, y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados”.

I Tesalonicenses 5:7
“ORAD SIN CESAR”

Alguien ha escrito y con sobrada razón: “La oración es fuente de poder”. Los cristianos debemos ser personas  de oración; Al estudiar la vida y obra de Jesús vemos que él hizo de la oración, una práctica diaria. No sólo enseño a orar sino que hizo de la oración una  devoción. Oró en los momentos alegres, así como en los más difíciles; siempre oró. Con razón, el gran apóstol Pablo nos exhorta a “orar continuamente”.

Muchos de nosotros tenemos el corazón dispuesto para ser usados, tal vez para sanar enfermos, levantar muertos u otra acción que denote el respaldo de Dios, pero ¿SE LOGRARÁ ESTO SIN HABER CULTIVADO ANTES UNA VIDA DE ORACIÓN?. EL PODER DE DIOS VIENE MEDIANTE LA COMUNIÓN QUE MANTEGAMOS CON ÉL, NADA VIENE POR SI SOLO, TODO DEPENDE DE ÉL Y ES POR EL QUE NECESITAMOS ENTENDER LA IMPORTANCIA DE UNA VIDA DIARIA DE ORACIÓN.
HERMANOS LES MOTIVO A ORAR, AUN CUANDO NO DE GANAS DE HACERLO, PARA ORAR NO SE NECESITAN GANAS, SINO MÁS BIEN COMPRENSIÓN DE LO QUE ESTO SIGNIFICA Y DE LOS FRUTOS QUE NOS DARÁ CUANDO CULTIVAMOS ESA VIDA DE ORACIÓN QUE DIOS TANTO ANHELA PARA NUESTRAS VIDAS.

BENNY HINN ENSEÑA A ORAR ASÍ:
PASOS PARA LA ORACIÓN
1-    Confesión de Fe: Exaltarlo
2-    Súplica
3-    Adoración. Jesús yo te amo.
4-    Intimidad
5-    Intercesión: interceder en oración por otros.
6-    Acción de Gracias
7-    Alabanza.

Lucas 11:1 "Y sucedió que, estando él orando en cierto lugar, cuando terminó, le dijo uno de sus discípulos: Señor, enséñanos a orar".

Enséñanos a orar, los discípulos  se hicieron como niños, para pedirle: Enséñanos a orar. Querían vivir al estilo de Jesús, y para ello le dijeron: Enséñanos a orar. Hoy también somos muchos los que queremos vivir como Jesús, por eso le decimos como los discípulos de todos los tiempos: Señor, enséñanos a orar. Espíritu Santo VEN A NUESTRO AUXILIO, DANOS LAS PALABRAS PARA ORAR COMO DEBO HACERLO.

Bendiciones,

SINAÍ.

martes, 6 de agosto de 2013




LA FE QUE TRANSFORMA




Hebreos 11:1 Es, pues, la fe la certeza de lo se espera, la convicción de lo que no se ve.
Quiero iniciar esta reflexión con una pregunta ¿QUÉ ES LO QUE MÁS ESPERAMOS EN LA VIDA?“ Mucha gente espera COSAS, pero esperar no es FE, FE ES LA CERTEZA DE QUE LO QUE ESPERAMOS LLEGARÁ.

Si CERTEZA Y CONVICCIÓN, que son las dos palabras claves de este versículo, significan: Seguridad, Evidencia, Convicción, Confianza, INFALIBILIDAD y Persuasión. Entonces, estamos hablando de sentimientos que por su característica están bien arraigados en nuestro corazón. Lo que nos indica que las PROMESAS que Dios hace, seguramente las cumplirá. Esa es la razón de nuestra FE. La Biblia dice que la fe viene de Dios.  Es él quien siembra la fe en nuestro corazón y luego de sembrar esa fe, el Señor suscita las circunstancias que hacen que esa Fe germine en todo su esplendor

Debemos confiar en Dios en el tiempo de la alegría y de la bonanza, pero también en el tiempo de la tribulación y de la tempestad.  Necesitamos confiar en El con todas nuestras fuerzas y dejar que la certeza germine hacía lo que se espera.  El Señor es el Dios de la esperanza y en él esperamos.

Habacuc 2:1-4 “El justo por SU fe vivirá.” DICEN QUE ESTA ES LA UNA DE LAS PROMESAS MÁS IMPORTANTE DE DIOS.
Mateo 14:24-31 “La barca en donde iban los discípulos está siendo azotada… ¿ SERÁ QUE ESTÁ CRISTO EN NUESTRA BARCA?

Leer  Hebreos 11: 1-11 y del 17-25: El Decálogo de la Fe.

Romanos 10:17 “Así es que La fe viene por el  oír y el oír por  la palabra de Dios” . Abraham por la palabra (que son Promesas) de Dios, salió de su tierra y dejó todo. Igual Moisés, por la Palabra de Dios, se puso al frente del éxodo y por esa Santa Palabra, es que estamos reunidos hoy, porque esperamos y confiamos en que estamos en el camino de la SALVACIÓN y que estamos construyendo una MANSIÓN CELESTIAL. Y ESO ES FÉ.
(Mt 14, 24-33).

Jesús fue hacia ellos caminando sobre el mar. Era de noche y el viento soplaba con tal fuerza que zarandeaba la barca donde estaban los discípulos. Cuando lo vieron creyeron que era un fantasma y hasta llegaron a gritar aterrorizados… Pero les dice para tranquilizarlos: “¡Animo!, soy yo; no temáis”. Mas pareció no bastar; sirvió de poco, dudaron. “Si eres tú, mándame ir hacia ti sobre las aguas” –le dijo Pedro– Y el maestro le respondió: “Ven”. Y fue Pedro. Como no amainaba la violencia del viento le entró miedo y comenzó a hundirse… “¡Señor, sálvame!”. Jesús lo agarró y le dijo: “Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste?”. “Subieron a la barca y amainó el viento. Y los que estaban en la barca se postraron ante él diciendo: verdaderamente eres Hijo de Dios”.

Pedro se hundía porque desvió su mirada, Cristo estaba al frente, pero él centró su mirada en la turbulencia del agua, en el viento que soplaba fuerte, en la barca, es decir, en su entorno y no la mantuvo firme en Jesucristo que le decía, VEN.

¿En qué o en quien tenemos  puesta la mirada?

Las personas corremos el riesgo de ser como Pedro, que pone a prueba su FE. En la Cruz Dios,  nos dio la mayor prueba de AMOR y de su verdadera existencia, pero aún así, continuamente estamos enfocados en buscar MILAGROS, HECHOS y nos desenfocamos  de quien HACE LOS MILAGROS Y LOS PRODIGIOS, que es DIOS. Cuando fijamos nuestra fe en los MILAGROS o en las BENDICIONES y no en el HACEDOR, nuestra fe se vuelve CREENCIA y cualquiera puede tener una creencia, pero eso no equivale a tener FE, porque la fe está en el corazón y la creencia es producto de la mente.

Efesios 3:17 “Para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones”.
LA FE cambia la vida de  las personas, las transforma.

Mateo 15:28 “Entonces respondiendo Jesús, dijo, oh mujer, grande es tu FE; hágase contigo como quieres. Y su hija fue sanada desde aquella hora”.

Santiago 5:15 “Y toda  oración de fe salvará  al enfermo y el Señor lo levantará y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados”.

2 Corintios 4:13 “Pero teniendo el mismo espíritu de fe, conforme a lo que está escrito: Creí, por lo cual hablé, nosotros también creemos, por lo cual también hablamos”.

1 Corintios 2:5 “Para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el Poder de Dios”.
Santiago 1:22-23 dice: “Sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera un espejo su rostro natural”.
Santiago 2:14-18. LA FE SIN OBRAS ES MUERTA.
La FE  es un Modo de Vida que debemos asumir los cristianos, ante situaciones difíciles y exhorta a que oigan y practiquen lo que la palabra de Dios enseña.
Santiago dice que la FE GENUINA se demuestra no sólo con palabras, sino con obras que se manifiestan en el SERVICIO AL PRÓJIMO.

Tito 3:8 dice: “Palabra fiel es ésta, y en estas cosas quiero que insistas con firmeza, para que los que creen en Dios procuren ocuparse en buenas obras. Estas cosas son buenas y útiles a los hombres.”

La fe verdadera se muestra en las obras. Así que el cristiano lleva sobre sus hombros una carga de compromiso.

LA FE ES UN ESTILO DE VIDA.
NO ES QUE LAS OBRAS SALVEN, SINO QUE DEBEMOS DEMOSTRAR QUE NUESTRA FE ES AUTÉNTICA Y QUE CRISTO MORA EN NUESTRA VIDA.
La Fe en Jesucristo se muestra mediante la OBEDIENCIA A LA PALABRA. CADA VEZ QUE CAMBIAMOS NUESTRA MANERA DE PENSAR CON RESPECTO AL PECADO VIENEN GRANDES BENDICIONES, TIEMPO DE REFRIGERIO, CADA VEZ QUE DEJAMOS DE HACER LO MALO, DIOS NOS REFRESCA.

QUIERO CONCLUIR CON LA LECTURA DE MARCOS 9:23 "Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible.

Bendiciones,

SINAÍ