lunes, 15 de abril de 2013




MUDANZA
 
 
 
El Evangelio de Mateo 16: 25-26 dice: "Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará. Porque ¿Qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?, ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?.
 
¿Qué  nos quiere enseñar el Señor en estos versículos?. En principio quiero decirles que estas palabras me impactaron, pero a medida que la meditaba y la reflexionaba a la luz de mi experiencia de vida, puedo comprender que Jesús en este texto nos habla tácitamente de "CONVERSIÒN", porque es claro que los seres humanos, generalmente, vivimos enfocados en las cosas que la vida diaria nos da y esas están centradas en situaciones como: El trabajo, el esposo o esposa, los hijos, los quehaceres de la casa, la diversión y en fin, un sinnúmero de cosas que nos atan y que de pronto controlan nuestra vida.
 
En ese caminar y tedio diario, nos llega una situación que nos saca de la rutina, de la comodidad en la que nos hemos acostumbrado a vivir y no sabemos que hacer ni  a quien recurrir, es esos momentos de incertidumbre y de dudas, cuando sientes que caminas sobre  un piso falso que no te da seguridad para caminar como lo hacías antes, cuando la adversidad te tocó uno de los seres que más quieres y te das cuenta que lo que está pasando no lo puedes controlar, que se está escapando de tus manos. Entonces es momento de reflexionar y revisarse ¿Qué estamos haciendo mal?. ¿Acaso nos estamos gastando la vida, tratando de ganar el mundo?, ¿Será que nuestro corazón está puesto en dirección equivocada?, muy probablemente que si y hasta en este momento nos enteramos que estábamos perdiendo el ALMA y es entonces que nos percatamos que "Algo debe cambiar en nuestra vida".
 
 
En Mateo 4:17 el Señor dice: "Desde entonces comenzó Jesús a predicar y a decir: ARREPENTÌOS, porque el reino de los cielo, se ha acercado" y Marcos 1:15 dice: "Diciendo: El tiempo se ha cumplido y el reino de Dios se ha acercado; ARREPENTÌOS, y creed en el evangelio".
 
Para CAMBIAR lo que no está bien, tenemos que ARREPENTIRNOS, como lo dice el Señor y es en ese acto de contrición, que Jesús toca nuestros corazones y nos enseña la fórmula perfecta para caminar en un piso "Verdaderamente Sólido", y digo verdadero, porque El es la Verdad y la Vida y solo con El y por El es que logramos tener VIDA PLENA. Esto significa un Arrojarse en los brazos de Dios nuestro Salvador, esto es un CAMBIO profundo de la MENTE Y DEL CORAZÒN. A todos se nos cumple el tiempo, como dice la palabra de Dios.
 
¿Cuál es la opción de tu vida?, ¿Cuál es el camino por el que se orienta tu vida?.
 
 
En Juan 15:5  dice: "Porque separados de MI nada podéis hacer".
 
Bendiciones,
 
SINAI.
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada